¡Proletarios del mundo, uníos!

EL VERDADERO FABRICANTE DE VIRUS ES EL CAPITALISMO

Los problemas de la contaminación, la desertización creciente, el deshielo de los polos, etc. llevan tiempo presentes y profundizándose. Ahora ha saltado a la palestra un nuevo VIRUS “de la nada” con la curiosa capacidad de elegir las fechas (año nuevo chino) y lugares (China, Irán, Corea del Sur, Europa) que más le convienen a determinadas potencias como EEUU cuya hegemonía en la guerra comercial mundial retrocede imparablemente (sin que esto quiera decir que no les afecte e incluso se les pueda volver en contra).

Es imposible no ver detrás de ello la manifestación de los choques económicos entre distintos grupos de la burguesía mundial. Sin embargo, sin perjuicio de estos intereses económicos, LA REALIDAD DRAMÁTICA ES QUE EL CAPITALISMO ESTÁ DESTRUYENDO LA VIDA EN EL PLANETA.

En la sociedad capitalista, el principio motor y el fin último es la GANANCIA, que sólo se obtiene de la EXPLOTACIÓN del trabajo asalariado (y mientras subsista la propiedad privada, el intercambio de MERCANCIAS y el dinero estaremos en pleno capitalismo).

Dejando a un lado si el coronavirus es provocado o si ha surgido espontáneamente, así como todas las incongruencias y contradicciones de las explicaciones oficiales: incluso según la versión oficial, el problema no es el coronavirus en sí, el cual tiene poco efecto en la mayor parte de la población. El PROBLEMA es que la POLÍTICA CRIMINAL de reducción de recursos en Sanidad hace que en el Estado español sólo haya 3.508 camas de UCI (más las 896 privadas) mientras hay más de 47 millones de habitantes, que en el Estado italiano haya sólo 5.090 camas de UCI cuando hay más de 60 millones de habitantes, etc. Esto hace que, aunque afecte severamente sólo a una minoría en porcentaje, esta minoría supere el ridículamente PEQUEÑO NÚMERO DE CAMAS DISPONIBLE. El único CULPABLE de esta situación es el CAPITALISMO que nos hace vivir sobre un enorme barril de pólvora: superproducción y guerra comercial.

seguir leyendo